¿Odias el gimnasio? Pues apúntate al senderismo

Lunes 23 de Octubre del 2017

Si eres una amante incondicional de la naturaleza y aborreces hacer ejercicio encerrada en un gimnasio, el senderismo es la solución perfecta cuando quieres estar en forma y perder peso. De hecho, disfrutarás tanto que se te olvidará todo lo relacionado con la báscula hasta que, un día, empieces a notar los resultados en el espejo.

"El senderismo combina lo mejor de los paisajes con una de las actividades más efectivas y asequibles para ponerse en forma, caminar", explica el entrenador personal de Entrenarme, Álvaro Moreno. En este sentido, asegura que su intensidad moderada, su larga duración y su carácter aeróbico aportan grandes beneficios al organismo. Entre ellos, combatir la grasa acumulada.

De hecho, a pesar de que el ejercicio de alta intensidad ha ido ganando adeptos en los últimos años, alargar el tiempo de ejercicio a una intensidad baja (un método conocido también como LISS) ha demostrado ser muy efectivo cuando quieres moldear tu figura y perder esos kilos de más, ya que utiliza la grasa como principal fuente de energía. Y lo mejor de todo es que lo puedes hacer a cualquier edad y en cualquier estado de forma. Además, es mucho menos lesivo que correr, ya que evitas el impacto excesivo sobre las articulaciones. Por no hablar de que reducirás considerablemente las agujetas de los días siguientes.

"Podrás conseguir un peso saludable disminuyendo tu porcentaje de grasa y aumentando fuerza en tus piernas. Incluso conseguirás unos niveles óptimos de presión arterial y frecuencia cardiaca en reposo", añade el entrenador. Aunque corriendo puedes quemar más calorías en menos tiempo, caminar es mucho más llevadero y te permite mantener una conversación o, por ejemplo, disfrutar de las vistas.

En este sentido, señala que caminar durante una hora media hora a un ritmo medio puede quemar 100 calorías. "Depende del peso y ritmo, pero es un dato aproximado", añade Moreno. Y para calcular ese ritmo lo importante es comprender que debe implicar un esfuerzo físico, ya que, como recuerda el entrenador, "no es un paseo, es un entrenamiento". Por eso, según las evidencias actuales, se trata de entrenar al 40% de tu consumo máximo de oxígeno (VO2max) para ser más eficiente a la hora de quemar grasa. Cuanto más intenso sea, más te costará hablar y caminar al mismo tiempo. "La dificultad la pones tú, y debes elegir la que mejor se adapte a tu forma física", explica.

Bien preparada

Por otro lado, es importante que vayas bien preparada. "Si hace frío es mejor abrigarse con varias capas finas que puedas ir quitando poco a poco, ya que si utilizas prendas muy gruesas el cambio térmico será muy grande y pasarás de tener calor a tener frío", advierte Álvaro Moreno. Y de la misma manera, aconseja tener a mano un puñado de frutos secos u otras grasas saludables con las que recuperar fuerzas. "Para esfuerzos de intensidad moderada y baja y de larga duración la fuente principal de energía son las grasas. Así que comer algo con grasas saludables es sin duda la mejor opción".

Factores que unidos a la armonía de los paisajes y la tranquilidad y libertad que aporta el ejercicio al aire libre te ayudarán a reducir y manejar el estrés, tu peor enemigo si necesitas adelgazar. Además, puedes hacerlo sola, o acompañada, disfrutando de momentos únicos con tus seres queridos. "Ya sabemos que existen múltiples alternativas para hacer deporte, y que la verdadera clave para mantener este hábito en el tiempo es encontrar una actividad con la que te lo pases bien, te rías y te haga feliz", recuerda Álvaro Moreno.

Fuente: http://ow.ly/nGan30g3H9J